Pippi es una joya: Rebelde, libre y divertida

Astrid Lindgren jamás pensó que al contarle un cuento a su hija de 7 años en aquella noche de 1941 su vida cambiaría para siempre. Lindgren se inventó una historia muy fantasiosa sobre una niña muy peculiar que además de por su hija acabaría siendo conocida por niños de medio mundo.

El inocente cuento se convirtió 4 años después en un libro de mucho éxito, traducido a más de 70 idiomas y posteriormente en una serie de televisión que se coló por fin en 1974 en TVE, por aquel entonces con dos únicos canales en la televisión, no quedó ni un solo niño en España que fuera cautivado por las peripecias de la niña pelirroja de las calzas largas.

Y es que Pippi Långstrump era una joya de niña, vivía sola, tenía un caballo de lunares, un monito, un baúl lleno de monedas de oro con las que compraba golosinas, dormía con sus pies sobre la almohada, y fregaba el suelo de su casa patinando con unos cepillos en sus pies…lo tenía todo para ser la reina de los asilvestrados niños de los 70.

Joyas Pippi calzas largas

Bueno…igual se pasaban un poco, pero eran otros tiempos

Nuestra nueva colección de joyas ilustradas “Chicas de película” le rinde homenaje con unas piezas llenas de magia y color y que son un reflejo de su mundo: Los broches, comiendo espaguettis cortados con tijera, con su mono El “Sr. Nilsson”, sus botas 10 tallas más grandes, las gargantillas y pendientes con sus inolvidables trenzas.

 

De Pippi nos gusta todo, su irreverencia, su rebeldía, su independencia, optimismo, alegría, Su personaje en sí suponía toda una ruptura con los estereotipos de los roles de género, una adelantada a sus tiempo en todos los sentidos.

Pero también nos gusta ( para las que ya no somos tan jóvenes 😜  ) por que nos traslada a nuestra infancia, a esa infancia en la que los niños jugaban sin tanta vigilancia, se llevaban las rodillas con mercromina y la única pantalla que veías era una flamante Telefunken PAL Color dónde ¡una vez a la semana! podías ver maravillas como Pippi Calzas Largas. Bueno, no seguimos que nos ponemos muy sentimentales, os dejamos este vídeo para que acabéis la lectura tarareando su maravillosa cancioncilla.

¡Pippi te espera en la tienda!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *