Chicas de película

Chicas de película

Todas tenemos referentes en la pantalla a las que queremos imitar por su estilo, glamour, carácter, personalidad, talento… Y nosotras también tenemos esos referentes; Ameliè, Dorothy, Pippi y Audrey, y por ello les hemos dedicado nuestra nueva colección: Chicas de película.

¿Quién no quiere ser tan aventurera y libre como Pippi? ¿Quién no quiere ser el motivo de felicidad de todo el mundo que te rodea, como Ameliè? ¿Quién no quiere tener el valor de Dorothy para ir en busca de tus objetivo y felicidad? ¿Quién no quiere iluminar todo lo que le rodea como Audrey iluminaba la pantalla?

«El mundo está lleno de cosas, es realmente necesario que alguien las encuentre» Pippi

Pippi Langstrump, la niña más guay de la tele, la más divertida, rebelde y loca de la vida. Todas queríamos ser como ella, hacer lo que nos apeteciese, ser nuestras jefas, y vivir siempre divertido. Pipi, se convirtió en un icono de la independencia, feminismo y diversión sin saberlo en aquel entonces. Hoy la queremos más que nunca.

broches y colgantes, pendientes Pippi

Amelie es fantasía, amor, es terciopelo, delicadeza, bondad, es verde. Ameliè nos enamoró a todos los que fuimos al cine, con su flequillo que todas imitamos cuando vimos la película, y ella rodeada de personajes maravillosos, en los que Paris llenaba de encanto esta historia.

Amelie nos traslada a un Paris mágico, quizás sea una ciudad que ya no existe o quizás nunca existió pero sin duda es el Paris que habita en nuestra memoria.

“Amelie tiene de repente la extraña sensación de estar en total armonía consigo misma, en ese instante todo es perfecto, la suavidad de la luz, el ligero perfume del aire, el pausado rumor de la ciudad. Inspira profundamente y la vida ahora le parece tan sencilla y transparente que un arrebato de amor, parecido a un deseo de ayudar a toda la humanidad la empapa de golpe.

Narrador (André Dussollier)

Dorothy viaja e inicia el camino para volver a casa, y en ese fantástico viaje va encontrando a sus inseparables amigos. Ella nos va enseñando que el camino es la verdadera aventura y que lo mejor que puedes hacer es compartirla con tus amigos. ¿Te unes a nosotras?

«Sólo tienes que imaginar qué quieres que suceda. Y luego concéntrate en eso, y sólo en eso».

Dorothy

– ¿Crees que te pertenezco?

– Exactamente es lo que creo.

– Lo sé, lo sé. Eso es lo que todo el mundo cree, pero todos están equivocados.

Aunque Audrey se pusiera un florero en la cabeza, estaría maravillosa, y es que ella siempre será estilosa, sencilla, elegante, y lo mejor de todo, generosa. Le gustaba desayunar curasanes (así como suena, como si lo pidieras en el horno de tu barrio) contemplando diamantes.

El proceso creativo

El proceso creativo de las artes, es íntimamente espiritual y está relacionado a los sentimientos sublimes que el hombre inherentemente posee y en alguna medida, ha desarrollado. Es necesario que el ser humano estreche una relación con su espíritu para llegar a producir obras de arte que realmente alcancen a ser «obras maestras».